Beckenbauer contrata a un exorcista para acabar con la posesión del Bayern

·"Mira lo que ha hecho el guarro de tu entrenador", le grita Guardiola a Beckenbauer mientras le obliga a mirar como sus jugadores se pasan la pelota durante horas
Guardiola, en plena posesión
Pep Guardiola tiene encima un problema de "mil demonios". Frank Beckenbauer ha dedicido tomar una medida drástica para solventar la eliminatoria y al grito de “Corpus Cristi, in nomine khan”, ha decidido llamar al famoso Paco Tragolpe, párroco de Ponferrada y exorcista los fines de semana, el cuál ya está en Múnich para tratar el terrible caso de posesión del Bayern. Beckenbauer llamó a Tragolpe después de ver solo a Guardiola repitiendo sin cesar "toque, toque, toque", mientras echaba espuma por la boca. "Nunca le había visto así...hablando en español", confiesa el Káiser.

El Padre Tragolpe, tratando de salvar a Thiago
Padre Tragolpe confiesa estar "un poco acojonado" tras haber visto las imágenes de lo sucedido en el Bernabéu. “No había presenciado semejante posesión en toda mi vida, y eso que me he visto 5 veces el Exorcista, y además voy de cuando en cuando al Toralín”, confiesa mientras besa una estampita de Clemente, "el maestro anti posesión".

Tragolpe se lleva en la maleta diferentes vídeos del Milán de Sacchi o el Brasil del 50 con los que ha tratará de acabar con la posesión de Guardiola. Incluso tiene pensado atarle a una cama y ponerle algún partido de Mourinho, pero Pep al enterarse ha respondido que "ni muerto", lo que deja bien a las claras que "el demonio de la posesión está ya muy dentro de él".

Robben, a su salida del Bernabéu
Pero Guardiola no es el único. Uno de los peor parados por el mordisco de su míster ha sido Robben, que, obligado a pasar la pelota, acumuló "solo" el 65% de la posesión en el partido de ida, cuando lo normal es que acumule el 80. "Aún así, sigue siendo un poseso. Ni siquiera Bale se le acercó, y eso que es otro buen chupón de mierda", nos dice alterado Tragolpe, muy madridista él. 

"Robben me recuerda a la niña del exorcista", concluye el párroco. "No para de repetir "haz que pare, por favor, haz que pare", refiriéndose al sistema de juego de Guardiola. Me lo llevaré a una portería y le pondré a tirar a puerta para que se desfogue...pero vaya, que yo no hago milagros". 

Si te ha gustado esta noticia, no te pierdas estas otras:









No hay comentarios:

Publicar un comentario