Los Reyes Magos le traen a Cristiano unos balones de incienso y mirra

·"Has sido muy bueno, pero no tanto como otros", le pusieron en una nota
CR, tras ver sus regalos
Cristiano Ronaldo ha vivido este 6 de enero uno de su peores días de Reyes. El crack portugués se ha llevado una tremenda desilusión al abrir la puerta de su salón y ver lo que sus Majestades le habían traído. Y es que junto al Quién es quién, el Operación y el barco pirata de los Clicks los reyes habían dejado dos balones de fútbol, uno de incienso y otro de mirra. Según nos cuenta Irina, Cristiano se ha echado a llorar al grito de “estos no son los que quería”.

La novia de Cristiano también nos ha contado otras muchas cosas, pero no las recordamos porque iba con escote.

Benzema, algo indispuesto tras comerse
el carbón de Arbeloa
Cristiano ha comparecido en rueda de prensa para manifestar que “ya no cree en esos señores”, porque “este año había sido muy bueno, el mejor, de hecho” y no le ha valido de nada.
Pero no sólo CR no ha recibido lo que quería. Dentro del vestuario el más disgustado era Álvaro Arbeloa, al que los Reyes han vuelto a traer carbón, por malo. Para colmo, Benzema ha tenido que ser trasladado al hospital por comérselo. "Creía que era dulce, putain".


Por último, la plantilla ha celebrado el famoso amigo invisible. Nadie ha sabido quién le ha regalado, excepto Jesé, que ha recibido justo lo que quería: una postal de CR, firmada y todo.

 Casillas le ha regalado a Diego López el Tragabolas, lo cuál al portero titular no le ha hecho "ni puta gracia, porque es muy susceptible".
Sami Khedira, por su parte, ha recibido un libro: "Fútbol para Dummies", con una cariñosa dedicatoria: "Aprende ya, cabrón". A Coentrao, según parece, no le han dado ningún regalo.


Si te ha gustado esta noticia, no te pierdas estas otras:









No hay comentarios:

Publicar un comentario