Guardiola y Mourinho se abrazan en el funeral de Mandela

·Un sportinguista y un ovetense también lo intentaron, pero nada
Momento del histórico abrazo
Día histórico el de ayer. La muerte de Nelson Mandela ha servido de lazo de unión entre dos personas que eran del todo irreconciliables: Pep Guardiola y José Mourinho. El momento tuvo lugar en el estadio de Johannesburgo cuando, ante los ojos de millones de espectadores, el español y el portugués se fundieron en un sentido y simbólico abrazo. Según parece, unos metros más allá un yankee negro y un cubano bajito hacían lo mismo, los muy copiotas.

Guardiola, que esa misma mañana dio instrucciones a su equipo de que se dejara perder para "poner la otra mejilla, como hizo Madiba tantas veces", no tuvo reparos en decirle a Mourinho que era "el puto amo". Mou, visiblemente emocionado, le habría respondido "Por qué nos peleamos, Pep, por qué".

Otros saludos, menos importantes
Pero esta no fue la única reconciliación que tuvo lugar en el estadio, pues según recogieron las cámaras también se fundieron en un abrazo Cantona y el aficionado macarra, Raikkonen y la parrilla al completo de la Fórmula 1 e incluso Florentino Pérez y Vicente del Bosque. "Hablaron de muchas cosas", nos cuenta Toni Grande, testigo presencial de todo lo que hace el seleccionador: "De Danacol, de ACS...de todo menos fútbol, porque no querían pegarse precisamente ahí".

Leo Messi también se acordó del gran Mandela y su legado, y desde Argentina mandó un emotivo tweet: "Quisiera pedir perdón a todos aquellos a los que alguna vez he ofendido o hecho daño. Lo siento". Pocos minutos después, llegaba el tweet de Cristiano: "Yo también, pero yo lo siento MUCHO".

Y bueno, por otro lado, la reacción más sonada al funeral del mito sudáfricano ha sido la de Sara Carbonero, que quiso rendirle homenaje redecorando la cocina y montando la cuna de Ikea. "La compré en el Corte Inglés, Ikea es el nombre de la niña", aclaraba la periodista en su último y definitivo post para Elle.

Si te ha gustado esta noticia, no te pierdas estas otras:








No hay comentarios:

Publicar un comentario